Buscar

Biblioteca Oscar Masotta

La biblioteca de la Escuela Freudiana de la Argentina

Categoría

Notas

Textos de autor.

Discurso. Síntoma. Teatro

Por M. Cristina Curuchelar

Para comenzar, quiero expresar públicamente mi agradecimiento a la EFA por la orientación obtenida en estos años en los espacios de lectura y discusión de textos y en los seminarios.

Este trabajo es consecuencia de las cuestiones que se vienen relevando en el grupo de lectura del que participo este año[1], cuestiones  en las que me sentí concernida.

Me pregunto: dado que leemos con otros, ¿de qué modo lo hacemos? ¿lo hacemos en la suma de lecturas de cada uno o en la pregunta que surge del cruce de posiciones de lectura que allí se sostienen  y que nos convoca a tomar posición?

El psicoanálisis nos enseña que si hablamos divididos por el lenguaje, el deseo, que es su consecuencia, nos vuelve responsables de lo que decimos y de las formas de traicionarlo.

El  síntoma, entendido como condición de existencia para todo ser hablante, implica aquello que sitúa al sujeto respecto de su modo de vivir en relación con los otros.

La consecuencia sintomal de un psicoanálisis no absuelve al sujeto, ni lo culpabiliza.

Al rehusar  su inocencia, el analizante disuelve su sentimiento de culpabilidad, porque reconoce así en su síntoma su implicación.

El gran Otro me pone en cuestión, me causa, no puedo hacer nada para romper esa captura, salvo comprometerme en ella y encontrar allí mi propia respuesta.

En el texto “La perversión y sus derivas”, Norberto Ferreyra nos recuerda que “lo real del síntoma no es su ideología…” y agrega algo que quiero destacar. Dice: “…siendo la ideología aquello que fabrica el rehusamiento…  rehusamiento que puede ser practicado en la política”.

Seguir leyendo “Discurso. Síntoma. Teatro”

¿Boticario o mago?

Por Analía Freiberg

No es sorpresa  para los lectores de Jean Claude Milner si ubico que en su obra “La política de las cosas” constata que “la Europa de hoy día no es lugar para los seres hablantes”. Bastante cercano a lo que acontece en nuestros pagos, “el gobierno de las cosas ofrece efectivamente grandes ventajas a quien quiere imponer el silencio. Dispensa de toda política”. ¿Será eso posible?  Lo que se puede afirmar como un hecho, siguiendo la lógica del texto, “la mentira es que las cosas hablen”, confundiendo la función de la palabra con lo que se extrae de “cuestionarios, manuales de estadística para principiantes, reglamentos inextricables, léxicos artificiales y sintaxis mezquinas, jirones de pidgin, así se compone, a la manera de Arcimboldo, la figura del experto, indefinidamente variada e indefinidamente monótona”.

Me detengo en Arcimboldo, que tal como queda presentado en esta versión milneriana, me remite a una botica, en el sentido de haber o tener gran surtido de cosas diversas. Por unos cuantos meses, me apoyé en esta versión casi con cierto desdén por su obra, hasta que con sorpresa encontré un libro de Roland Barthes, “Lo obvio y lo obtuso. Imágenes, gestos, voces”, en el que le dedica un capítulo: “Arcimboldo o el retórico y el mago”

Seguir leyendo “¿Boticario o mago?”

Shake, shake. ¿Por qué los modernos serían más neuróticos que los antiguos?

Por Victoria Moreno

Se pregunta Lacan en el seminario 6 “El deseo y su interpretación”, en el apartado que reúne las clases sobre Hamlet.
Pregunta que me hizo detenerme a pensar, me surgió esta lectura.

Lacan se propone refutar la idea que se tiene según la cual en Hamlet estaría en juego una fabulación respecto que los modernos no solo no estarían a la altura de los antiguos, sino que también serían unos pobres degenerados.

*Más neuróticos

* Pobres y

*Degenerados.

¡Me pareció demasiado! Seguir leyendo “Shake, shake. ¿Por qué los modernos serían más neuróticos que los antiguos?”

La vergüenza

Por María Cristina Curuchelar

“Mejor que renuncie quien no pueda unir a su horizonte la subjetividad de su época.  Pues ¿cómo podría hacer de su ser el eje de tantas vidas aquel que no supiese nada de la dialéctica que lo lanza con esas vidas en un movimiento simbólico?”
 “Función y campo de la palabra y del lenguaje en el psicoanálisis”  J.Lacan

¿Qué significa vivir a comienzos del siglo XXI? ¿Dónde estamos? ¿Cómo pensamos nuestra época?

¿La vergüenza y la culpa pueden ser expresiones del dolor que provoca vivir en un mundo fracturado e incoherente…  señal de que estaríamos entrando en una nueva época, dominada por un extraño capitalismo cuyos signos apenas podemos leer?

¿Por qué la vergüenza?

Entre 1969 y 1970 Lacan desarrolla el Seminario XVII “El reverso del psicoanálisis”.

Dedica la última reunión de junio de 1970 a considerar la dimensión de la vergüenza.

¿Por qué  la vergüenza tiene este lugar de honor, podríamos decirlo así, en este seminario?

Dice Lacan: Seguir leyendo “La vergüenza”

Subjetividad victoriana: Virginia Woolf y su Orlando[i]

Por: Emiliano Verona

En la Inglaterra de la era isabelina, el apuesto y noble joven Orlando pasa sus días inmerso en lecturas e infructuosos intentos de escribir bajo su árbol de roble. Su reina lo nombra su preferido, y le obsequia un anillo de esmeralda que lo dotará de una capacidad fantástica para no envejecer ni morir. Durante una fiesta de la corte, se enamora perdidamente de una princesa rusa.

 “Imágenes, metáforas de los más extremas y extravagantes sobrevolaban y se retorcían en su mente. La llamó melón, ananá, árbol de olivo, esmeralda y zorro en la nieve todo en el lapso de tres segundos”.

La apodará Sasha, como el zorro que le había regalado su padre cuando era un niño, y al que sacrificaron porque sus “dientes de acero” mordían a tal punto de ser peligroso. Unos pocos pero intensos días de pasión le bastará para imaginar e incluso planificar una vida juntos. Sin embargo, ni bien se presenta la oportunidad Sasha lo abandona sin más explicaciones regresando a su Rusia natal. Seguir leyendo “Subjetividad victoriana: Virginia Woolf y su Orlando[i]”

Presentación del libro de Pablo Amster: “Apuntes matemáticos para leer a Lacan. Topología”

Por Clara Zylbersztajn

Se realizó un encuentro en la Escuela con motivo de la Presentación del libro de Pablo Amster: Apuntes matemáticos para leer a Lacan. Topología, pertenece a la Colección Campo Lacaniano de Ediciones Kliné.

A continuación compartiremos las palabras de Verónica Cohen y Noemí Sirota.

Verónica Cohen: Buenas Noches a todos. Hoy tenemos el orgullo y la satisfacción de presentar un nuevo libro de la colección Campo lacaniano. Como dice Nomi Sirota, es un libro amigo, compañero, de los libros de psicoanálisis.

Voy a presentar primero al autor: Pablo Amster, Doctor en Matemáticas de la Universidad de Buenos Aires, Profesor Asociado, fue Director del Departamento de Matemáticas en la Universidad de Ciencias Sociales y Naturales; Investigador Principal del CONICET, autor de más de un centenar de trabajos de investigación, tres libros en el área de ecuaciones diferenciales, colabora en diferentes proyectos de investigación en Universidades argentinas y extranjeras; dicta conferencias y seminarios de divulgación y escribe textos destinados a un público amplio. Ha publicado, entre otros: “La matemática como una de las Bellas Artes”, “Fragmentos de un discurso matemático”, “Mucho, poquito, nada. Un pequeño paso matemático”, “¡Matemática, maestro! Un concierto para conciertos y números”, “Teoría de juegos”, “Una introducción matemática a la toma de decisiones”. Seguir leyendo “Presentación del libro de Pablo Amster: “Apuntes matemáticos para leer a Lacan. Topología””

Un mundo feliz. Reflexiones sobre propuestas para una infancia feliz

Por Alicia Hartmann

Es un lugar común mencionar que una mamá apenas recibe su bebe en brazos en la sala de parto le cuente los dedos de cada manito, es casi una conducta automática que encubre la fantasía de que pueda tener una anomalía física más allá de los estudios y controles previos que en este tiempo la ciencia nos brinda.

También es un lugar común decir que los analistas que nos hemos dedicado a la práctica con niños preguntemos en ciertas ocasiones como fue el nacimiento del niño, sin pretensión de una anamnesis, sino para poder poner en palabras el deseo de los padres, es decir el lugar que un niño tiene en la estructura familiar. Al hacer esa pregunta se puede escuchar en un relato singular si un niño fue deseado o no, y también pueden relatarse las dificultades en torno al nacimiento de un niño. En muchos casos nos hemos encontrado con decepciones narcisistas profundas si el niño nace con dificultades, entre las que encontramos con frecuencia que éste haya nacido antes -o después- del tiempo esperado. Seguir leyendo “Un mundo feliz. Reflexiones sobre propuestas para una infancia feliz”

Le nom du Jarry. Acerca de Ubú, el doctor Faustroll y la Patafísica

Por Ricardo Pereyra

¿Es Alfred Jarry, efecto de su interpretación; o su interpretación misma? ¿Es, pues, Jarry, el padre de la Patafísica, una creación colectiva, tan necesaria que se hacía sentir, tal como la propia “ciencia de las ciencias”?

Poeta, dramaturgo, lector de los simbolistas, discípulo de Bergson en su primera juventud, de un humor vandálico si era necesario para desnudar la banalidad institucionalizada, promotor de una “absoluta rebelión ante la totalidad de la simpleza”, Jarry fue un sembrador. Quizás porque no tuvo tiempo para más – murió a los 34 años – amén de la imposibilidad de interpretarse a uno mismo, Jarry quedó excluido de la significación que alcanzara para muchos, tiempo más tarde.

La noche del 10 de diciembre de 1896 se estrenó en Paris, en el Théâtre de  l’Œuvre, Ubú Rey. La pieza no tenía ninguna pretensión fundacional. Su origen fue una estudiantina para representar en el bachillerato que incluía la ridiculización de algún profesor, pero Jarry y quienes lo acompañaban en el proyecto sabían que desafiaban los cánones convencionales de la escena. Al abrirse el telón, Ubú, un capitán al servicio del rey de Polonia (Polonia es “ninguna parte” según el texto), personaje en exceso grotesco, exclama el mítico “¡Merdre!”, que causó el escándalo previsto. Seguir leyendo “Le nom du Jarry. Acerca de Ubú, el doctor Faustroll y la Patafísica”

¿Quién es Emilio Renzi? ¿Quién es Ricardo Piglia?

Por Jonathan Paludi

“El exilio es un largo insomnio. Es una ausencia que, solo se pueden tapar con palabras. El exilio es la utopía. El destierro, el éxodo, es un vacío, un espacio suspendido en el tiempo, entre dos tiempos, el pasado y el futuro; el presente (este vacío, esta terra incógnita) es también la utopía”…

 

Una frase en la radio dispara esta reseña: “…el exilio es que no te fuiste nunca y a la vez es imposible volver…” Releo mis anotaciones, exilio, desarraigo, aislamiento, confinamiento, exclusión. A lo largo de la obra de Ricardo Emilio Piglia Renzi, nos encontramos con este común denominador, ese exilio interminable, inacabado, que se convierte en una ausencia y que solo se puede tapar con palabras. “Hay recuerdos que no los tengo presente y otros que los sé pero no están”… lo dicho y lo no dicho a lo largo del diario y de su vida. Dos vidas, tal vez más. Esa imposibilidad que se puede denotar en las primeras líneas de esos cuadernos: “Decidí no despedirme de nadie. Despedirse de la gente me parece ridículo. Se saluda al que llega no al que se deja de ver”. Seguir leyendo “¿Quién es Emilio Renzi? ¿Quién es Ricardo Piglia?”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑