Buscar

Biblioteca Oscar Masotta

La biblioteca de la Escuela Freudiana de la Argentina

René Descartes y el psicoanálisis

Por Marisa Plástina

Compartimos el enlace para acceder a la nota cuya autora es Marisa Plástina, miembro de la Escuela, que salió publicada en la Sección Psicología del Diario Página 12 el 14 de julio de 2022.

https://www.pagina12.com.ar/436830-rene-descartes-y-el-psicoanalisis

Presentación e-book «El fracaso de la negación», de Anabel Salafia

María Gabriela Correia: Buenas tardes a todos. Bienvenidos. Es un honor y una alegría para mí desde el Directorio y a través de la Secretaría de Publicaciones, dar lugar a la presentación del libro de Anabel Salafia, en formato de e-book, que estará a cargo de prestigiosos psicoanalistas.

Anabel Salafia es psicoanalista, AME y miembro fundador de la Escuela Freudiana de la Argentina, junto a Oscar Masotta y otros; cofundadora y vicepresidente de la Fundación del Campo Lacaniano, miembro de la Fundación Europea para el Psicoanálisis en donde ha dictado diversos cursos y seminarios; es autora de los siguientes libros, entre otros, Esquizia y necesidad de discurso, Practica y discurso del psicoanálisis, Carpetas de enseñanza del psicoanálisis, 1, 2 y 3; ¿Qué es el deseo? 1 y 2; y en e-book, el libro El fracaso de la negación

Esta presentación tiene la particularidad, por un lado, de ser la de un libro que se publicó en el año 2008, y de haber logrado ser un libro de consulta constante, de cabecera, diríamos, por parte de la comunidad analítica, ya que nos ilustra acerca de operaciones fundantes del psiquismo. Es un libro imprescindible para aquellos que quieran formarse en serio en la práctica del psicoanálisis. En razón de ello en el año 2019 tomamos la decisión de publicarlo además en forma de e-book.

La presentación estaba prevista para abril de 2020, pero nos sorprendió la pandemia. Ya en 2022, pensamos que esta presentación no se podía hacer esperar más, y aquí estamos hoy, a través de este medio remoto.

Quiero agradecer fundamentalmente a Anabel Salafia por su confianza para que llevemos adelante el cuidado de esta nueva edición que nos permite otro modo de acceso a su lectura. Y mi agradecimiento también para los corresponsables de la Secretaría de Publicaciones, que trabajan codo a codo e incansablemente para que diversas publicaciones de clases, libros, e-books, tengan lugar. Los voy a nombrar: Helena Casas, Irene Glecer, Alicia Higgins, y este año se sumaron al trabajo Ricardo Arraga y Noemí Sirota. A ellos muchas gracias. Quien les habla, María Gabriela Correia, responsable de la Secretaría.

Seguir leyendo «Presentación e-book «El fracaso de la negación», de Anabel Salafia»

Agua para nuestro molino

Escrito en la orilla. Una travesía litoral con Lacan, Guillermo Izaguirre, Editorial Biblos
Por Clelia Conde

Tengo la alegría de haber sido invitada a presentar este libro Escrito en la orilla, una travesía litoral con Lacan de Guillermo Izaguirre.

Tengo que decir que lo he leído así, bien al estilo del sauce, dejándome caer en sus páginas, lentamente, dejándose estar como es la propuesta del autor, a veces más adentro y otras de más lejos.  Digamos de una manera orillera. Orillero es un término que arrastra las muchas injusticias de nuestra tierra, usado en forma despectiva y en estas páginas, devuelto a su dignidad de perspectiva distinta, no geométrica, no aislada, una relación distinta a la occidental con el paisaje. El orillero como el que va sacando partido, aprovechando lo que encuentra en el camino.

El libro, en su factura es homogéneo con su propuesta, tiene tres partes, como los tres ríos que presiden su decir. La primer parte  que nos introduce a la propuesta y que traza su recorrido  es sobre el texto Liturraterre de Lacan y sienta la posición del autor.

Una segunda parte que habla del cataclismo americano en el punto tan sensible de la cultura guaraní, y una lectura política que dará su fundamento a la hipótesis del libro, a través de la lectura e interpretación de textos de Rodolfo Kusch.

Seguir leyendo «Agua para nuestro molino»

La carta, llega a destino?

Por Alicia Hartmann

Hay en el corazón del género epistolar un equívoco fundamental que los escritores han explotado a menudo. Una carta favorece la comunicación y la proximidad, nos dice Vincent Kaufmann en L’equivoque epistolaire, pero también preserva una distancia, un alejamiento, entre quien escribe y quien recibe.

Grandes escritores han hecho obra de su correspondencia: Flaubert, Kafka, Artaud, Mallarmé, Guershom Scholem y tantos otros abren el camino de este nuevo género que es parte de la literatura moderna.

El psicoanálisis, en especial Sigmund Freud, da cuenta de su descubrimiento del inconsciente también en su correspondencia, incluso antes de publicar sus primeros trabajos. ¿Qué valor tuvo para los analistas este intercambio epistolar, el de Freud con Fliess, el de Freud con sus discípulos y analizantes, que en nuestro tiempo se reduce a la brevedad y al equívoco de los mensajes por vía digital?

El título de Kaufmann, libro publicado en 1990, anticipa sin saberlo el peso que tiene la contingencia de la escritura en una carta, contingencia que afecta a cómo se lee y se escucha la palabra escrita, que si bien sabemos la hablada (parole) está siempre sujeta al equívoco, al malentendido, la escrita (mot) también bordea esa imposibilidad de la comunicación entre los seres hablantes.

Erik Porge se hace una pregunta muy interesante en Transmitir la clínica psicoanalítica. Freud ha sido un escritor, pero no un escritor de casos, tuvo una relación muy íntima con la literatura en general, la que sostuvo fuertemente toda su producción. Freud ha sido un apasionado de la escritura al estilo Kafka, la cantidad de cartas que ha escrito revela esa pasión. La pregunta que se hace Porge es: si el analista fuera un escritor de casos (y agregamos también de conceptos teóricos), y el escritor de alguna manera con su ficción podría abrazar el género de la novela psicológica (que a veces lleva también en su seno el ensayo), ¿podríamos hacer alguna homologación entre ambos diciendo por ejemplo que el escritor está en la posición de un analista que no sabe que lo es?

El relato freudiano, aunque Freud sea un novelista nato y nadie lo pone en duda, “eximio” como dice Marthe Robert, no es el mismo que el de un escritor. En 1897 Freud aborda la cuestión de la escritura, que pudo ser el germen de la idea lacaniana que la verdad tiene estructura de ficción, allí aclara que el mecanismo de la creación poética tiene la misma forma de escritura que las fantasías histéricas. Esto nos permitiría pensar la creación poética en relación a las formaciones del inconsciente que no hay duda que son fantasmáticas, aun cuando bien sabemos que por un relato literario no se puede dar cuenta del fantasma de quien escribe. La interpretación psicoanalítica de la posición subjetiva de un escritor y su producción podría caer a mi entender en un psicoanálisis aplicado o simplemente salvaje. Si bien se ha escrito mucho sobre grandes autores bien sabemos que lo fantasmático sólo se pone en acto en la transferencia analítica en el seno de un análisis.

Milan Kundera, en Los testamentos traicionados, diferencia entre la novela, las memorias, la biografía y la autobiografía. El valor de una novela es la revelación de las posibilidades ocultas hasta entonces de la existencia como tal: la novela descubre lo que está oculto en cada uno de nosotros. Cualquier novelista echa mano, quiéralo o no, cuestiones de su vida, nacidas de su propia observación. Es importante en este género que los personajes estén lo suficientemente lejanos de la vida del autor para que el lector pueda sumergirse en el texto y no buscar las claves de la vida del autor que desvirtuarían la ficcón que se pretende alcanzar.

A partir de trabajar desde distintas perspectivas el género epistolar me surgió el interés de preguntarme qué estatuto tiene este género tan nutrido y profuso en el marco del psicoanálisis. Me centraré especialmente en lo referente a la relación con Fliess, haciendo un pasaje muy breve por una correspondencia con Sándor Ferenczi.

Seguir leyendo «La carta, llega a destino?»

Presentación del e-book XII Jornadas Oscar Masotta: «¿Qué se produce en psicoanálisis? Experiencia y transmisión»

Palabras de CLELIA CONDE

¿Cómo ha sido posible que un libro diferido en relación al momento en que hubiera sido presentado sea a la vez un libro adelantado y sea también por primera vez?

Este libro que hoy sale para ustedes planea en diversos tiempos. Eso hace a su diferencia y a su vigor.

La diferencia principal es que es un libro, hemos querido y ha querido especialmente la responsable de Jornadas de esos años Patricia Mora que fuera un libro, no una recopilación de trabajos. Creo que eso le da una importancia política, una dignidad a este trabajo.

No puedo hablar por ella ya que ella también hablará pero puedo decir lo que para mi significa que el trabajo de Jornadas salga en este formato.

Por un lado podemos preguntarnos ¿qué significan las Jornadas en la escuela? Y particularmente qué significan las Jornadas Oscar Masotta. Como toda significación significa una resignificación del trabajo que se realiza durante el año, es una presentación -como también lo son las Primavera- hacia la comunidad analítica y un esfuerzo que pone a trabajar los lazos hacia adentro: es el momento del encuentro con todo el trabajo que se realiza e interiormente eso tiene resonancias para cada uno, cómo se posiciona, qué le sucede con el trabajo en que está y con los otros, qué significa estar en una escuela.

Eso es algo que va más allá del tema. Más allá de quienes efectivamente presenten. Más allá de cuales sean los invitados.

Los años previos a la realización de estas Jornadas han sido, sin duda, duros en lo político y en lo económico. Hemos sentido entonces que debíamos reflejar el esfuerzo que ha implicado para cada uno sostener la escuela.

Seguir leyendo «Presentación del e-book XII Jornadas Oscar Masotta: «¿Qué se produce en psicoanálisis? Experiencia y transmisión»»

In Coda

Por Miriam Allerbon

En el Seminario 19: …O peor, como parte final Lacan introduce una Coda: variación-repetición al etilo del recorrido de la pulsión y sus derivas, definición utilizada en música y danza como la repetición de una variación, en cualquier momento de una pieza musical, de las mejores notas, de un estribillo o de una parte que al autor le resulta interesante resaltar.

La película “La última nota” que en su idioma original se llama “In Coda” recorre la vida de un intérprete de piano que vamos conociendo en dos momentos de su vida: el presente, y un trauma que se repite y genera en las dos situaciones la misma respuesta, con una pequeña e interesante diferencia.

La instancia de duelo y su tramitación, nos muestra el paso de la tristeza que inunda todo, a la posibilidad de hacer algo con esa pérdida. De encontrar un orden de representación, que permita seguir adelante aunque sea por una última vez.  En ese trabajo de duelo podemos ver un pasaje de la eternidad de la muerte a la contingencia de la vida que  incluye su propia muerte.

El tiempo se detiene y progresa de una manera que permite desandar el camino al compás de la música con sus tiempos, que el protagonista va perdiendo por compases por el acontecer de un trauma. La memoria es parte de la música y la música es memoria en notas.

La Coda, esa repetición con variaciones de lo mejor de una obra musical o una coreografía, nos remiten a esos momentos de la vida que al final retornan. Esas codas- repeticiones con sus variaciones nos enfrentan a la posibilidad de un continuo entre la vida y la muerte. No es necesario temerle ya que se ha repetido.

Película que conjuga paisajes increíblemente bellos con personajes entrañables que a pesar de tener trabajos simples son hermosamente complejos. Vemos a la filosofía de Niesteche y los versos de Goethe  entrelazándose con la maravillosa música de Bach, Beethoven y Lizet.

 El  personaje desde muy pequeño  se veía llevado a la  desesperación en el trato con sus semejantes. La apuesta de este sujeto lo arriesga y a la vez lo salva, porque en un momento toma la decisión de no esconderse más. Se expone pensando en aquella persona a la que amó y nunca pudo decírselo.

Película que pone en acto que la música habla.

Parafraseando a Jorge Luis Borges en” Otro Poema de los dones”: “… Gracias por la música, misteriosa forma del tiempo”.

Agradezco los valiosos aportes de Adriana Hercman y Noemi Sirota en las clases del Seminario “El Hilo en el laberinto”, coordinado por Verónica Cohen y a Agustín Muñoz Cabrera por sus aportes literarios.

Presentación de “Transmitir la transmisión” de Norberto Ferreyra, por Clelia Conde

Es una inmensa alegría para mi ser parte de esta presentación, que muestra en acto los efectos de la trasmisión. Estamos aquí para hablar del libro analistas de distintos momentos de llegada al psicoanálisis y creo que a todos por igual nos recorre la fuerza que este libro inspira.

Yo voy a hablar desde la marca profunda que ha sido la enseñanza de Norberto Ferreyra, no diría únicamente en mi trabajo sino en mi vida.

Es desde allí que ubico este libro en lo que sería una serie de la cual considero que este libro nombra al conjunto.

Nombra al conjunto, es un nombre, porque considero que a partir de los libros que kliné ha publicado bajo el nombre “Variaciones”, algo se produjo respecto al modo de la trasmisión.

Me es necesario para ubicar la importancia de este nuevo libro hacer esas marcas, esos cortes, en la voz que dice de la experiencia del psicoanálisis.

De los primeros libros: Apariencia, presencia y deseo del analista, El otro insomnio, La experiencia del análisis hasta Verdad y objeto en la dirección de la cura, siempre –y esto es lo que continua– se trata de tomar los argumentos que sostienen la posición del analista. Todos los capítulos muestran más que demuestran, lo que hace falta para que esa posición pueda sostenerse. Me parece necesario señalar la coherencia de ese recorrido en función de que el espíritu ha sido siempre uno y el mismo. No se encontrará en el recorrido de esos títulos ninguno que haya obedecido a una moda del momento, a una necesidad de figurar en el contexto de la comunidad analítica, ni un ritmo en la publicación que ostente el objetivo de estar en el centro de la escena.

Todos y cada uno apuntan al mismo objetivo: con qué los analistas sostenemos un lugar para que la escucha sea posible.

Seguir leyendo «Presentación de “Transmitir la transmisión” de Norberto Ferreyra, por Clelia Conde»

Presentación de “Transmitir la transmisión” de Norberto Ferreyra, por Diego Fernández

Hoy tengo el gusto, el honor y la buena suerte de presentar un libro de Norberto Ferreyra.

He escuchado desde muchos años decir a algunos colegas que por ejemplo habían conocido a Lacan, que lo habían visitado, que lo vieron en Caracas.

A otros los he escuchado decir que estudiaron con Oscar Masotta, que se formaron con él, que fundaron con Masotta.

Al escucharlos se me producía, por supuesto, una clara diferencia generacional y a su vez escuchar la suerte de un buen encuentro.

Yo hoy puedo decir, que tengo la suerte, de la buena, de en tiempo presente, poder decir que Norberto Ferreyra es un Maestro, un referente en mi formación, que el encuentro con él es un buen encuentro, en que me dio un lugar por hablar y que lo aprovecho lo mejor que puedo cada vez, por eso, gracias.

En la invitación hay un pedido de tratar de opinar sobre el libro y no solo decir lo que el libro dice, es difícil, pero algo pensé.

Voy a decir tres cosas que en mi opinión hacen a este libro:

La primera es que es un libro que ordena, no que da ordenes, sino, que ordena.

La segunda que es un libro acerca del cuerpo.

Y la tercera que responde y fundamenta la cuestión acerca del padre cómo término de la interpretación y el goce.  Es decir, el padre es un término de la interpretación, la pregunta sería si hay otro término posible y en mi opinión responde claramente.

Seguir leyendo «Presentación de “Transmitir la transmisión” de Norberto Ferreyra, por Diego Fernández»

Presentación de «Transmitir la transmisión» de Norberto Ferreyra, por Florencia Arias

Si me detengo en la palabra “transmisión” que lleva el título del texto, hay algo que es  intransmisible.  Me refiero a como cada uno recibe, escucha, lee, lo que otro le dice. En ese “dar y recibir” algo del don está en juego, por lo tanto, de la falta.

La transmisión toca el cuerpo, lo conmueve por estar atravesado por la falta. De lo contrario no transmitiría, informaría.

Pero claro, lo que conmueve no es algo masivo, incumbe a lo particular. Entonces, ¿qué hacemos hoy todos nosotros aquí? Posiblemente haya algo relativo al deseo que transporta el discurso del psicoanálisis, o vaya uno a saber qué…

Como el texto aborda, definir cuál es la causa, los famosos por qué, la pregunta sobre el origen, son estos inhallables que no mueven los hilos del sujeto. Sí, aquello que hace que alguien palpite.

Nos encontramos entonces, en la dimensión del objeto en su cruce con el significante; o viceversa.

Norberto dice, “el psicoanálisis es un discurso que se ocupa de que cada uno se apropie de su enunciación, que no busque su origen, que no busque el por qué, para salir de ese “encierro protector”[i]

A propósito de la causa, destaco la lectura clínica que realiza del objeto a en su doble vertiente: como causa, como plus de gozar; agrego: como posibilidad e inconveniente. De allí se desprenden valiosas “sutilezas de experiencia”, que ayudan a pensar el trabajo diario.

Vuelvo. No es que no importe la causa, sino que importa que algo ocupe el lugar de causa. Ocupe sin llenar.

Seguir leyendo «Presentación de «Transmitir la transmisión» de Norberto Ferreyra, por Florencia Arias»

Blog de WordPress.com.

Subir ↑