Buscar

Biblioteca Oscar Masotta

La biblioteca de la Escuela Freudiana de la Argentina

mes

septiembre 2019

Reseña del libro “El misterio del mal” de Giorgio Agamben

Por Edith M. Fernández de Baggiani

“El misterio del mal” es un estudio-interpretación admirable que hace Giorgio Agamben sobre la abdicación del Papa Benedicto XVI el 10 de febrero de 2013, y de las motivaciones y consecuencias que subyacen a esta decisión. Conferencia que pronunció en Friburgo (Suiza) en 2012 en ocasión de recibir la distinción honoris causa en Teología, brinda un magistral análisis del seno de la Iglesia que hace extensivo a las democracias actuales.

El exhaustivo estudio de Agamben confluye en destacar dos principios que hacen a nuestra tradición ético-política: la legitimidad y la legalidad en las instituciones que nos rigen, y el significado político y  religioso del tema mesiánico del fin de los tiempos, presente hoy como hace 20 siglos.

Seguir leyendo “Reseña del libro “El misterio del mal” de Giorgio Agamben”

Discurso. Síntoma. Teatro

Por M. Cristina Curuchelar

Para comenzar, quiero expresar públicamente mi agradecimiento a la EFA por la orientación obtenida en estos años en los espacios de lectura y discusión de textos y en los seminarios.

Este trabajo es consecuencia de las cuestiones que se vienen relevando en el grupo de lectura del que participo este año[1], cuestiones  en las que me sentí concernida.

Me pregunto: dado que leemos con otros, ¿de qué modo lo hacemos? ¿lo hacemos en la suma de lecturas de cada uno o en la pregunta que surge del cruce de posiciones de lectura que allí se sostienen  y que nos convoca a tomar posición?

El psicoanálisis nos enseña que si hablamos divididos por el lenguaje, el deseo, que es su consecuencia, nos vuelve responsables de lo que decimos y de las formas de traicionarlo.

El  síntoma, entendido como condición de existencia para todo ser hablante, implica aquello que sitúa al sujeto respecto de su modo de vivir en relación con los otros.

La consecuencia sintomal de un psicoanálisis no absuelve al sujeto, ni lo culpabiliza.

Al rehusar  su inocencia, el analizante disuelve su sentimiento de culpabilidad, porque reconoce así en su síntoma su implicación.

El gran Otro me pone en cuestión, me causa, no puedo hacer nada para romper esa captura, salvo comprometerme en ella y encontrar allí mi propia respuesta.

En el texto “La perversión y sus derivas”, Norberto Ferreyra nos recuerda que “lo real del síntoma no es su ideología…” y agrega algo que quiero destacar. Dice: “…siendo la ideología aquello que fabrica el rehusamiento…  rehusamiento que puede ser practicado en la política”.

Seguir leyendo “Discurso. Síntoma. Teatro”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑