Por Patricia Arreseigor

El manto de Eleanore, de Nathaniel Hawthorne

La rica y aristócrataLady Eleanore Rochcliffe llega a la Casa Provincial de una colonia trasatlántica, en la primitiva Nueva Inglaterra; para ser acogida por el gobernador Shute.  Era famosa por serposeedora de gran belleza, de un orgullo cerril e implacable y por una arrogante certidumbre de sus prerrogativas hereditarias y personales.En el  recibimiento de tan notable dama surge una irrupción; la muerte. El replique de las campanas  no anunciaban su llegada, sino la muerte de un mendigo.

La llegada solemne del gobernador para recibir a lady Eleanore estuvo alterada, un joven de cabello negro  alborotado, irrumpe en la escena  abriéndose  paso entre la multitud; se postra junto al carruaje, ofreciendo así su cuerpo a modo de escabel para que lady Rochcliffe lo pisara. Ella interviene pidiendo que lo dejarán, “Cuando los hombres solo buscan que los pisoteen, sería lamentable negarles un favor tan fácil de conceder… y tan merecido”.

Seguir leyendo “Cuento con irrupciones”