Por Pablo Amster

El gran matemático francés Henri Poincaré afirmó que más que la lógica, es la estética la que domina la creatividad matemática. Así, entre las diversas demostraciones que puede tener un enunciado uno suele quedarse con aquella que es -por así decirlo- la más linda y fatal.

Y en estas épocas de pandemia, en las que al mundo parece faltarle un tornillo, la referencia implícita a Enrique Cadícamo es motivación suficiente para dar una demostración en clave tanguera de una de las más célebres identidades matemáticas, presente en el discurso filosófico desde los tiempos de Zenón de Elea.

¿Te acordás hermano, qué tiempos aquellos?

Seguir leyendo “Los n – 1 hombres que están solos y esperan*”